lunes, 8 de marzo de 2010

El Horario de Trabajo


El viernes pasado, en una reunión con amigos, todos quedamos sorprendidos cuando un cliente le llamó a un compañero ilustrador a las 11:30 de la noche para encargarle unos trabajos para el lunes. Esto desencadenó una discusión sobre los horarios de trabajo y los clientes que no las respetan.

En lo personal, lo que le pasó a mi amigo me pareció una absoluta falta de respeto y me remitió a mi niñez, en la que las madres de los amigos eran rápidas para ponerte en tu lugar cuando "no eran horas de llamar".

Entiendo que establecer cual es el horario de un trabajador freelance es algo complicado. Para algunos ilustradores, como yo, es un trabajo a tiempo completo. Hay otros que lo hacen para suplementar sus ingresos y llegan después de la oficina a trabajar. También hay los que aún se encuentran estudiando, pero son lo suficiente talentosos o suertudos para ya estar desarrollandose en su "futura" profesión. Lo que no entiendo es como puede el cliente vivir con la inocente idea de que somos una especie de robot, que solo cobra vida en el momento que nos llaman, y que no precisamos de sueño ni interacción con otros seres vivos.

Ahora bien, ¿cómo estableces los límites? Creo que todo empieza por hablar las cosas. Muchos de los clientes son más razonables de lo que aparentan y creo que el explicar amablemente cuales tu situación y los horarios en los que puedes trabajar, funciona bien casi siempre. Claro que nunca faltan los loquitos, esos que no parecen tener bien aterrizado el concepto del tiempo; y quien sabe como respondan a una explicación ( pero a estos me gustaría decirles "Recuerda que nuestros horarios de oficina son de lunes a viernes 9am a 8pm... bip, bip, bip, bip)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi no me molesta que me hablen a la hora que sea, para hablar acerca de "trabajo". Me apasiona lo que hago y por lo tanto mi actividad es parte fundamental de mi vida personal. Y mas como soy de noctambulo probablemente me molestaría más que me hablaran a las 6 de la mañana. xD

Soy una persona, no soy una oficina.

miguel dijo...

TIRATE A UN POZO O CONSIGUE UNA VIDA
GEEEEEK!!

Anónimo dijo...

A mi también me apasiona mi trabajo, pero también me apasiona mi vida personal y un sueño decente. No hay que confundir el gusto por la profesión, con dejar de lado el respeto, que debe ser mutuo, yo en lo personal no le llamo a mi editor a las 12 de la noche para preguntarle como va con su trabajo, es sentido común.

patín•del•dia•blog dijo...

Bueno, yo hago ilustración freelance también y es muy diferente estar a media entrega y tener una fecha específica, ahí si, uno se encarga de entregar a tiempo, no importando días o noches; pero que un cliente te encargue algo a esas horas, es como medio fuera de lugar. Creo que tampoco tiene uno la "obligación" de contestar su teléfono a horas que no son prudentes. Saludos, Miguel.

miguel dijo...

Saludos terrícola...

Alguien desde Colombia dijo...

Es muy común eso, buen tema. Lo mas probable es que aquel cliente sea de esos que pasan todo el dia en su oficina tomando café planeando la noche del viernes, y cuando está entonces en el bar al borde de la ebriedad, ve en una pared un cartel de Coca Cola con una ilustración de Rockwell y recuerda con terror que tenía que preparar un proyecto para el lunes, entonces recurre a quien le pueda salvar el pellejo a última hora y así poder terminar su noche de festín sin preocuparse y con broche de oro. Es entonces cuando aparece el Anónimo siempre listo que ama su trabajo (lo ama pero no lo respeta ni lo hace respetar), ofreciendo además como muestra de su pasión artística, una cómoda tarifa promocional de fin de semana...