jueves, 20 de mayo de 2010

Amigos



El otro día hacía un comentario Chio sobre los problemas del trabajo y la amistad. Muchos clientes tratan de ir un poco mas allá de la relación laboral, te tratan como un "amigo", pero antes de lo que crees tienes alguien que te manda forwards religiosos y te etiqueta en Facebook en las fotos de sus vacaciones, en las que ni siquiera sales y que pagó con la lana que lleva un mes jineteandote.

Ser amigo de las personas con las que trabajas es bueno, pensaran primero en ti para un trabajo, estarán dispuestos a comprender cuando no puedas entregar a tiempo por una emergencia, etc. Lo importante es no perder de vista los límites, por ejemplo en publicidad la última palabra la tiene el cliente, no importa que el director de arte de la agencia sea tu fan y tu best friend, si al cliente no le gusta tu trabajo, la responsabilidad de la agencia es con ellos.

En las relaciones personales y laborales, como en todo, es cuestión de sentido común. Si tu no te quitarías el bocado de la boca para dárselo a tu cliente, es lógico pensar que él tampoco haría lo mismo.

5 comentarios:

Vco Flew dijo...

Con monitos se digieren mejor estos temas...


Con gatitos... brrr.

Me gustó como trataste el tema.
Y por cierto, que bonita letra tienes.

beto chiñas dijo...

A quién no le ha pasado... de hecho, le estoy haciendo un trabajo a un cuate y es difícil cuando hay que resolver cosas como la pagada y los cambios y las fechas de entrega... odio eso... jejeje... nunca debí aceptar...

Saludines Jimeniux...

Jimena Sanchez dijo...

Beto, confieza... tu amigo que te da lata es el ensaladero mayor?

Anónimo dijo...

Uy, un gatito *_*

ByL dijo...

Al menos con mis amigos, amigos de verdad me ha ido bien, la parte mala es aquellos que para un trabajo te tratan como si fueran tu amigo, entre sonrisas te ofrecen grandes pagas y grandes proyectos... y pasa lo de tu dibu.