jueves, 1 de septiembre de 2011

Cultivando

He pasado mucho tiempo investigando últimamente.  Lo que me puso a pensar en como mucha gente cree que el ilustrador es solo alguien que dibuja, cuando gran parte de la profesión va ligado a tu nivel de cultura y tu conocimiento sobre diversos temas.

En los 6 años que he ejercido la profesión tenido que ser experta en cirugía odontológica, literatura del siglo 19,  tendencias de la moda y ahora más recientemente usos y costumbres de subculturas urbanas.  Ya sea que esté tratando de dibujar la indumentaria de Sherlock Holmes o tratando de escribir diálogos convincentes para una historieta con tepiteños, es importante que sepan que ni yo ni ninguno de nuestros colegas nos lo estamos sacando de la manga.

Una vez en una clase de ilustración, la profesora criticó mi trabajo diciendo que mi dibujo era solo una copia de estilizaciones que ya habían hecho otros ilustradores previos a mí.  Que siempre se notaba cuando alguien hacía su propia investigación de un tema y luego lo representaba con su estilo; a diferencia de los que solo trataban de reinterpretar las investigaciones hechas por otros ilustradores.

Dejen les pongo un ejemplo mas simple.  Cuando estaba en la prepa, en clase de literatura teníamos que leer bastantes libros.  Muchos, por flojera o falta de tiempo, buscaban la película basada en ese libro para prepararse para el examen.  El problema es que el profesor siempre hacía preguntas de cosas que solo podía saber uno si había leído realmente el libro completo.

A todos los que están estudiando ilustración y se sienten intimidados por la hoja en blanco del papel, les recomiendo que se cultiven ya que si no siembras nada en ese cerebro tan talentoso que tienes no vas a cosechar nada.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustó mucho esta entrada, y no sé porqué pero me suena familiar :)

Te mando un abrazo

Ale Barba

Anónimo dijo...

Está bien que para ser ilustrador tengas que tener una cultura diversa y hasta cierto punto involucrarte con tus proyectos profesionales, pero me parece rídicula la idea de que has tenido que ser experta en cirugía odontológica y literatura del siglo XIX, ¡vaya exageración!

Wakamole Monster dijo...

Yo lo tomaría como una metáfora, hay que leer para proyectar, solventar.
Nadie inventó el hilo negro. Somos ilustradores que proyectan y solucionan una necesidad y para poder encontrar esa necesidad necesitas ponerte la camiseta, ser experto en el ramo que vas a atacar, para evitar errores de comunicación en lo que plasmas.Saludos!

-OZ- dijo...

buen post muy agradable y muy real... saludos